viernes, 16 de febrero de 2018

Tarta de Queso con Lunares de Chocolate


En casa, las tartas de queso tienen gran aceptación, pero si además, se combina con chocolate, 
el éxito está asegurado :-)

Para ver otras tartas de queso y chocolate, pinchar encima del nombre y os llevará a la receta:


Ingredientes para la Base


- 220 g. de galletas tipo chiquilín (1 paquete)
- 2 cucharadas de cacao puro
- 100 g. de mantequilla fundida


Ingredientes para la Crema


- 500 g. de queso fresco
- 120 g. de azúcar
- 150 g. de nata
- 1 cucharada de extracto de vainilla
- una pizca de sal
- 2 huevos
- 100 g. de chocolate fondant


Preparación con Thermomix


- Forrar un molde de 20 x 20 con papel vegetal y dejar a la espera.

- Echar en el vaso de la Thermomix las galletas y el cacao. Programar: 10 s. - V. 8

- Fundir la mantequilla en el microondas y añadir a las galletas:  15 s. - V. 4

- Distribuir la mezcla de galleta y mantequilla en la base del molde, apretando con una cuchara para que resulte una base compacta. Reservar en el frigorífico.

- Limpiar un poco el vaso de la thermomix y poner el queso y el azúcar. Batir hasta obtener una crema: 40 s. - V. 4.

- Añadir la nata, vainilla y sal y batir de nuevo: 30 s. - V. 4.

- Programar V. 4 sin tiempo e ir añadiendo los huevos de uno en uno. No añadir el siguiente, hasta que no se haya integrado bien el anterior.

- Sacar 200 g. de crema y verter el resto sobre la base de galletas.

- Fundir el chocolate al baño maría o en el microondas y mezclar con los 200 g. de crema reservada.

- Verter esta mezcla en una manga pastelera con boquilla no muy grande, e ir formando los lunares repartidos por toda la tarta.

- Meter en horno precalentado a 160º durante 1 hora, pasada la cual, se comprueba si está cocido pinchando en el centro con una brocheta. Si ésta sale limpia, la tarta estará cocida. De no ser así, dejarla unos minutos más.

- Una vez cocida, apagar el horno y dejar la puerta entreabierta con la tarta dentro durante 30 minutos, para evitar que se cuartee con el cambio de temperatura.

- Sacar del horno y dejar templar sobre una rejilla sin sacar del molde.

- Cuando se pueda manipular, sin que rompa, sacar del molde y dejar enfriar totalmente sobre la rejilla.

- Una vez que esté fría, meter en el frigorífico unas horas (mejor de un día para otro).





domingo, 11 de febrero de 2018

Tortos con Emberzaos



Los tortos con emberzaos es un plato tipico del Oriente asturiano que me transporta a mi niñez.

Los tortos se pueden hacer íntegramente con harina de maíz, aunque yo siempre he visto a mi abuela y a mi madre añadir una pequeña cantidad de harina de trigo.

 Lo más típico es servirlos con picadillo y huevos fritos (ver receta),
 aunque admiten cualquier acompañamiento, tanto dulce, como salado.

 En  Asturias, y concretamente, en el concejo de Parres
 (Arriondas, Sinariega, Toraño, Fuentes, La Calzada, Tresmontes, Mesariegos,  ...)
 el panorama habitual que de mis recuerdos, era ver los hórreos llenos de ristras de panoyes que colgaban de sus corredores, esperando la molienda, ya que había grandes plantaciones de este producto.

 Los ingredientes para los tortos son muy básicos y se preparaban con mucha frecuencia en las aldeas asturianas, acompañados con la matanza que se hacía en las casas.

 Sólamente se emplea para su elaboración harina, agua y sal. 

Se frien en abundante aceite y el resultado es algo exquisito, que había caído en desuso, pero que, gracias a restaurantes de prestigio que les volvieron a dar el protagonismo que merecen, hoy en día se pueden encontrar en muchas cartas de comida asturiana.

Los emberzaos (o pantrucu) recuerda un poco a la morcilla.

 Se elaboran con sangre, cebolla, tocino y pimentón,
 pero se añade harina de maíz y de trigo y se envuelven en hoja de berza.

 No se dejan curar y se preparan cortados en rodajas, fritos o a la parrilla.

 Su sabor no es muy intenso, aunque sí exquisito,  resultando un plato contundente, que junto con los tortos son una joya de nuestra gastronomía, de los que se puede disfrutar de vez en cuando....



Ingredientes


- 500 g. de harina de maìz
- 60 g. de harina de trigo
- 1 cucharadita de sal
- 250 ml. de agua
- aceite para freír
- emberzaos


Preparación


- Poner en un recipiente los dos tipos de harina y la sal.

- Echar el agua poco e ir amasando hasta obtener una masa bien hidratada. Dependiendo del tipo de harina, puede necesitar algo más o menos de agua. La masa tiene que pegarse algo a las manos.

- Formar una bola, dejar en el recipiente del amasado y tapar con un paño.

- Dejar reposar unos 20 minutos para que se asiente y madure. Puesto que no lleva levadura no necesita más tiempo de descanso, ya que no va a levar.

- Formar bolas con la masa del tamaño deseado, y aplastar la masa sobre un paño de cocina hasta que queden de 1/2 cm. de espesor (ver aquí el paso a paso para formar los tortos).

- Freír en aceite caliente. Tienen que hervir suavemente para que se haga la masa por dentro. Flotarán y quedarán dorados, siendo el momento de darles la vuelta para que se cuezan del mismo modo por los dos lados.

- Sacar a un plato sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.


Para preparar los emberzaos


- Cortar los emberzaos en rodajas de 1 cm. de espesor aproximadamente.

- Freir en aceite caliente.

- Sacar sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

- Servir los tortos calientes, con las rodajas de emberzao sobre ellos.