lunes, 9 de octubre de 2017

Mantequilla de Lavanda



La receta de hoy no puede ser más sencilla.
 Pocos ingredientes y poca elaboración.

 Se puede preparar, lógicamente, con mantequilla comercial, pero como todos sabemos, no hay nada
 como lo casero, por lo que si se tiene una mantequilla preparada por nosotr@s mism@s,
 el resultado siempre será mucho más bueno, en todos los sentidos.

 Las mantequillas se prestan a todo tipo de preparaciones para acompañar multitud de diferentes platos,
 pero puesto que la flor de lavanda se puede encontrar aún en plena floración,
 el toque de esta aromática flor, le da un gusto fabuloso a la mantequilla para acompañar esas tostadas del desayuno, o elaborar galletas, bollería, etc.


  Ingredientes


- Mantequilla casera (ver receta)
- un puñadito de flores de lavanda frescas.



Preparación


- Elaborar una mantequilla casera como la de la foto de más abajo (ver receta)



- Después de tener la mantequilla casera preparada, echar la cantidad que se quiera elaborar con lavanda en un bol y dejar a punto de pomada.

- Agregar las flores de lavanda frescas (sólo las flores) y mezclar bien.

- Colocar la mezcla resultante en un papel film, envolver y formar un rulo.

- Meter en el frigorífico para que se enfríe.

- Servir como acompañamiento untado en pan o utilizar al gusto.



jueves, 5 de octubre de 2017

Bund Cake de Moras


Después de un periodo de descanso necesario para huir de la rutina,
 vuelvo a ella con las pilas cargadas y con nuevas recetas que estoy segura de que los que me seguís, encontraréis tentadoras...

Es el caso de este sencillo, pero extraordinario bund cake de moras.

 La receta de este bizcocho, pasa a ser para mí, una receta de cabecera.

 El sabor está tan equilibrado y es tan "redondo" (como dicen los grandes chefs 😉) que puede ser la base
 de diferentes tipos de magdalenas o bizcochos.
 Sólamente hay que cambiar el tipo de fruta (o frutos secos) por la que más nos guste,
 o tengamos por casa (guardando siempre la misma proporción).

 En este caso, les ha tocado a las moras, ya que estamos en la época
 y tengo la suerte de poder disfrutar de este fruto con facilidad y abundancia.

 El bocado de este bund cake con el punto ácido que le dan las moras, es para ponerse morado!!!
😂 😂 😂


Ingredientes


- 250 g. de mantequilla en pomada
- 250 g. de azúcar glas
- 50 g. de miel
- ralladura de 1 limón
- 3 huevos
- 150 g. de leche
- 325 g. de harina
- 25 g. de maizena
- 15 g. de levadura
- una pizca de sal
- 200 g. de moras



Preparación


- Untar el molde con abundante mantequilla, o con aceite en spray (yo utilizo este último).

- Batir la mantequilla y el azúcar hasta obtener una crema ligeramente montada y blanquecina.

- Añadir la miel y ralladura de limón y mezclar.

- Incorporar los huevos de uno en uno, no añadiendo el siguiente, hasta que no esté integrado el anterior.

- Tamizar la harina, maizena, levadura y sal e incorporar a la mezcla en dos o tres veces, removiendo  suavemente para no bajar el volumen de la masa e intercalando con la leche (un poco de harina y un poco de leche).

- Verter masa en el molde hasta cubrir el fondo y la mitad de las moras, incorporar la masa suficiente para tapar las moras y echar las moras restantes, tapando con la masa que queda.

- Golpear el molde dos o tres veces para que la masa pierda las posibles burbujas de aire, y se adapte bien a los dibujos del molde.


- Meter en horno precalentado a 170º con aire (de lo contrario a 180º), y hornear unos 45/50 minutos (depende de los hornos). Pinchar con una brocheta en el centro, y cuando salga seca estará cocido.

- Sacar y dejar sobre una rejilla metálica 10 minutos.

- Pasado este tiempo, desmoldar y dejar enfriar sobre la rejilla metálica.

- Una vez que haya enfriado, adornar con azúcar glas, y servir acompañado de compota de moras, helado, o lo que guste.